Cancion del Esposo Soldado Miguel Hernandez
Asesinado en los Presidios de Espana Pablo Neruda,
Postales Para los Cumpleanos, Bella Esclava





Cancion del Esposo Soldado Cancion del Esposo Soldado Cancion del Esposo Soldado


Cancion del Esposo Soldado

He poblado tu vientre de amor y sementera,
he prolongado el eco de sangre a que respondo
y espero sobre el surco como el arado espera:
he llegado hasta el fondo.

Morena de altas torres, alta luz y altos ojos,
esposa de, gran trago de mi vida,
tus pechos locos crecen hasta mi dando saltos
de cierva concebida.

Ya me parece que eres un cristal delicado,
temo que te me rompas al mas leve tropiezo,
y a reforzar tus venas con mi piel de soldado
fuera como el cerezo.

Espejo de mi carne, sustento de mis alas,
te doy vida en la muerte que me dan y no tomo.
Mujer, mujer, te quiero cercado por las balas,
ansiado por el plomo.

Sobre los ataudes feroces en acecho,
sobre los mismos muertos sin remedio y sin fosa
te quiero, y te quisiera besar con todo el pecho
hasta en el polvo, esposa.

Cuando junto a los campos de combate te piensa
mi frente que no enfria ni aplaca tu figura,
te acercas hacia mi como una boca inmensa
de hambrienta dentadura.

Escribeme a la lucha, sienteme en la trinchera:
aquí con el fusil tu nombre evoco y fijo,
y defiendo tu vientre de pobre que me espera,
y defiendo tu hijo.

Nacera nuestro hijo con el puno cerrado,
envuelto en un clamor de victoria y guitarras,
y dejare a tu puerta mi vida de soldado
sin colmillos ni garras.

Es preciso matar para seguir viviendo.
Un dia ire a la sombra de tu pelo lejano,
y dormire en la sabana de almidon y de estruendo
cosida por tu mano.

Tus piernas implacables al parto van derechas,
y tu implacable boca de labios indomables,
y ante mi soledad de explosiones y brechas
recorres un camino de besos implacables.

Para el hijo sera la paz que estoy forjando.
Y al fin en un oceano de irremediables huesos
tu corazon y el mio naufragaran, quedando
una mujer y un hombre gastados por los besos.
Miguel Hernandez

Un Soldado de Lee - 1862

Lo ha alcanzado una bala en la ribera
de una clara corriente cuyo nombre
ignora. Cae de boca. Es verdadera la
historia y más de un hombre fue aquel hombre.

El aire de oro mueve las ociosas
hojas de los pinares. La paciente
hormiga escala el rostro indiferente.
Sube el sol. Ya han cambiado muchas cosas

y cambiarán sin término hasta cierto
día del porvenir en que te canto
a ti que, sin la dádiva del llanto,

caíste como cae un hombre muerto.
No hay un mármol que guarde tu memoria;
seis pies de tierra son tu oscura gloria.
Jorge Luis Borges


Amado Nervo
La Canción de Flor de Mayo

Asesinado en los Presidios de Espana
Pablo Neruda

Postales Para Los Cumpleanos

Dios Lo Quiere
Poemas de Gabriela Mistral

Datos Historicos Sobre Dos Presidentes

Miguel Hernández
Vals de los Enamorados y Unidos Hasta Siempre

Árbol de Canción Federico García Lorca

Bella Esclava




Poemas de Amor

Tarjetas Postales Con Poesías y Canciones de Amor

Amor y Secretos Tarjetas Postales y Poesías Gratis Una experiencia EXPLOSIVO de Amor y Pasion!

Tarjetas Postales de Amor con PoesiasSellado con Amor Eterno Tarjetas Postales con Poesias

Cancion del Esposo SoldadoSuenos y Tarjetas Postales MusicalesCancion del Esposo Soldado
Amor y Secretos Hmmm?
Una experiencia EXPLOSIVO
de Amor y Pasion!


Sellado con Besos
Tarjetas Postales de Amor







|

Canciones para la Esposa Ajena Canciones Adios Mexico Manuel Acuna Cinco de Mayo Manuel Acuna Unidad en Ella Vicente Aleixandre Poeta Vicente Aleixandre Premio Nacional de Literatura Gabriela Mistral Premio Nobel de Literatura Que Locuras de Palabras del Amor Corazones Para Los Romanticos

Google Search | | | | | |
| | | | | |
| | |