Asesinado En
Los Presidios de España
Poemas de Pablo Neruda

España en El Sueño, Un Criminal, Quiero Amor o la Muerte,
Consumacion, Casa de Sueños



Asesinado En Los Presidios de España

A Miguel Hernandez
Asesinado en los Presidios de España

Llegaste a mi directamente del Levante.
Me traias, pastor de cabras, tu inocencia arrugada, la escolastica de viejas paginas, un olor
a Fray Luis, a azahares, al estiercol quemado
sobre los montes, y en tu mascara
la aspereza cereal de la avena segada
y una miel que media la tierra con tus ojos.

Tambien el ruisenor en tu boca traias.
Un ruisenor manchado de naranjas, un hilo
de incorruptible canto, de fuerza deshojada.
Ay, muchacho, en la luz sobrevino la polvora
y tu, con ruisenor y con fusil, andando
bajo la luna y bajo el sol de la batalla.

Ya sabes, hijo mio, cuánto no pude hacer, ya sabes
que para mi, de toda la poesia, tu eras el fuego azul.
Hoy sobre la tierra pongo mi rostro y te escucho,
te escucho, sangre, musica, panal agonizante.

No he visto deslumbradora raza como la tuya
ni raices tan duras, ni manos de soldado,
ni he visto nada vivo como tu corazon
quemandose en la purpura de mi propia bandera.

Joven eterno, vives, comunero de antano,
inundado por germenes de trigo y primavera,
arrugado y oscuro como el metal innato,
esperando el minuto que eleve tu armadura.

No estoy solo desde que has muerto.
Estoy con los que te buscan.
Estoy con los que un dia llegaran a vengarte.
Tú reconoceras mis pasos entre aquellos
que se despenaran sobre el pecho de España
aplastando a Cain para que nos devuelva
los rostros enterrados.

Que sepan los que te mataron
que pagaran con sangre.
Que sepan los que te dieron tormento
que me veran un dia.
Que sepan los malditos
que hoy incluyen tu nombre
en sus libros, los Damasos,
los Gerardos, los hijos de perra,
silenciosos complices del verdugo,
que no sera borrado tu martirio, y tu muerte
caera sobre toda su luna de cobardes.
Y a los que te negaron en su laurel podrido,
en tierra americana, el espacio que cubres
con tu fluvial corona de rayo desangrado,
dejame darles yo el desdenoso olvido
porque a mi me quisieron
mutilar con tu ausencia.

Miguel, lejos de la prision de Osuna, lejos
de la crueldad, Mao Tse-tung dirige
tu poesia despedazada en el combate
hacia nuestra victoria.

Y Praga rumorosa
construyendo la dulce colmena que cantaste,
Hungria verde limpia sus graneros
y baila junto al rio que desperto del sueño.

Y de Varsovia sube la sirena desnuda
que edifica mostrando su cristalina espada.

Y mas alla la tierra se agiganta,
la tierra
que visito tu canto, y el acero
que defendio tu patria estan seguros,
acrecentados sobre la firmeza
de Stalin y sus hijos.

Ya se acerca
la luz a tu morada.
Miguel de España, estrella
de tierras arrasadas,
no te olvido, hijo mio,
no te olvido, hijo mio!

Pero aprendi la vida
con tu muerte:
mis ojos se velaron apenas,
y encontre en mi no el llanto,
sino las armas
inexorables!
Esperalas!
Esperame!
Pablo Neruda


Su alma se fue desvaneciendo poco a
poco mientras oía a la nieve caer
levemente sobre el universo,
como el descenso de su final postrero,
sobre los vivos y los muertos.
James Joyce


España en el Sueño y Subida al Amor

Un Criminal Antonio Machado

Quiero Amor o la Muerte y Consumacion


Llamo Al Toro de España


Casa de Sueños

A Un Hijo de Españoles
Manuel de Unamuno

Asesinado En Los Presidios de España


Amor y Secretos Tarjetas Postales y Poesías Gratis

Reina de los Postales de Amor

Cuentos Para Pensar

Agua Sexual


Google Search||
||
||